INICIO

config

Más de medio millar de abulenses se han acercado este domingo hasta la Catedral de Ávila para despedir al que ha sido su Obispo durante 15 años. Una Eucaristía de Acción de Gracias presidida por el propio Mons. García Burillo, en la que se encontraba también el Obispo de Plasencia, el abulense Mons. Retana.

También se encontraban en las primeras filas representantes de las instituciones abulenses, como el Alcalde de Ávila (José Luis Rivas), la Teniente de Alcalde de Cultura (Sonsoles Sánchez Reyes), el Presidente de la Diputación (Jesús Manuel Sánchez Cabrera), el Delegado de la Junta en Ávila (José Francisco Hernández Herrero), el Senador y anterior alcalde de Ávila (Miguel Ángel García Nieto), la Rectora de la UCAV (Mª del Rosario Sáez Yuguero), o la presidenta del Consejo de la UCAV (Lydia Jiménez).

En su homilía, Don Jesús ha comenzado haciendo memoria de sus palabras de aquel 23 de febrero de 2003, cuando llegó a la diócesis de Ávila. Un día frío, pero donde percibió ya la cercanía de la gente. A ellos, a sus diocesanos, les ha dado las gracias por "caminar juntos, como una gran familia. No tengo palabras para daros las gracias". “Así como para Pablo sus comunidades son motivo de agradecimiento, de oración y de alegría, eso mismo sois vosotros para mí”, afirmaba. También les ha pedido perdón "por mis deficiencias, por mis fallos y mis pecados, por no llegar a donde mis limitaciones me lo impedían. Os pido perdón por todo ello".

"De mi ministerio episcopal quiero quedarme con haber conocido más cercano a Cristo. Ahora, comienza una nueva etapa. Yo, como San Pablo, no sé cuándo llegará mi meta final, pero seguiré aguardando, en actitud de vigilia, de espera; no sea que, después de haber animado al resto, me quede yo sin alcanzar esa meta", bromeaba.
Y terminaba, de nuevo, aludiendo a las palabras de Santa Teresa con las que cerraba el primer Año Jubilar Teresiano: "Andad alegres sirviendo. Alegres, superando la apatía y el pesimismo que a menudo contemplamos en la realidad social de nuestra provincia de Ávila”. Unas palabras de esperanza para una diócesis que quiere que siga “siempre en camino, en atencion a los demás".

Al término de la Eucaristía, el Vicario General de la diócesis, D. Abilio Blázquez, ha leído unas palabras en nombre de la diócesis. Agradecía a don Jesús su ministerio, del que ha destacado su "cercanía, su amabilidad y sobriedad". "Ha sabido tener una relación de afecto tanto con instituciones y autoridades, como con toda la gente. (...) Infinidad de palabras y gestos, conocidos unos y otros desconocidos, que sólo Dios y unos pocos conocen, y por eso son mucho más valiosos. También son pocos los que han conocido sus disgustos y sufrimiento a causa de nuestras incomprensiones, nuestras resistencias, cabezonerías, debilidades y pecados. Aprovechamos esta celebración para pedirle perdón", continuaba el Vicario, quien, además, destacaba cómo, “por primera vez en mucho tiempo, cuando decimos adiós a un Obispo no será un adiós definitivo, pues usted seguirá entre nosotros, cercano, como siempre”.

Unas palabras que han concluido en un largo aplauso por parte de los fieles, mientras se le hacía entrega de un gran Crucifijo, como regalo de la diócesis "para que se siga acordando de nosotros y pueda ponero en su capilla".

La Eucaristía concluía con un besamanos en el que todos los asistentes han podido despedirse de Don Jesús personalmente. Un emotivo momento que se ha alargado más de media hora por el gran número de personas que han querido demostrar, una vez más, el cariño absoluto que esta diócesis tiene, y tendrá siempre, a Don Jesús.

GALERÍA DE IMÁGENES MISA DESPEDIDA DON JESÚS (1)

GALERÍA DE IMÁGENES MISA DESPEDIDA DON JESÚS (2)

DESTACADOS

REDES SOCIALES

   

ENLACES RÁPIDOS

 

 

AGENDA

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

NUESTRA IGLESIA

DONO A MI IGLESIA

HOJA DIOCESANA

BOLETIN OFICIAL

POR TANTOS

MULTIMEDIA

  1. VIDEO
  2. AUDIO

IMAGENES

Loading…
  • 0
  • 1
  • 2